Mi primer modem

647756.jpg      Por El Campeon de Bragado

Me acuerdo la fecha porque ni bien llegué con mi nueva adquisición, me fui con un amigo a colarnos al recital de Eric Clapton en River (¡Y lo logramos!). Fue el 5 de octubre de 1990 y horas antes de estar como un desaforado gritando ¡Cocaine! en el palco donde terminamos llegando después de correr por todo el estadio tratando de que los caballos de la montada no nos agarraran, había comprado mi primer MODEM, marca Nash, de dudosa procedencia. 300 baudios, manual.

Manual significaba que el cacharro no podía discar. De hecho, no reconocía los comandos Hayes (AT lo que sea). Uno tenía que discar con un teléfono y cuando escuchaba que el MODEM atendía, apretar un botón que conectaba la línea al MODEM y ahí, cuando se prendía un led que indicaba la detección del carrier, comenzaba la comunicación.

Poco era lo que se podía hacer con un MODEM en 1990 y todos los que por esos años entramos en la telemática, comenzábamos por llamar a Arpac.

Arpac era un loco proyecto de ENTEL. Una red X.25 que brindaba servicios mayormente a empresas grandes. Sólo había dos “sitios” de acceso público: La guía de teléfonos de ENTEL y Acamática, un precursor del sitio web actual del Automóvil Club Argentino que no servia para mucho más que para saber el clima en distintas partes del país y algunas cosas más.

Para acceder a cada sitio una vez conectado a Arpac, era necesario conocer el NUI: un número bastante largo.

Junto con mi MODEM, me habían dado una listita de BBS, Bulletin Board System. ¿Qué es un BBS? Hace muchos años, a un grupo de gente se le ocurrió la idea de un programa que permitiera a una computadora atender el llamado telefónico de otra computadora y brindar mediante algunos menus informaciones, archivos, y hasta tener conversaciones con la gente que se conectaran.

Si bien yo seguía con mi vieja TI-99/4A, cada vez más la gente se volcaba por las computadoras personales. Cada vez más gente podía acceder a una PC-XT.
Una XT, en comparación con una máquina actual, es como comparar un televisor de pantalla de plasma con las pinturas de la caverna de Altamira. Claro que a una XT ya se le podía conectar un MODEM inteligente, que permitía no sólo discar sino también atender. Lo más común por esos días era tener un MODEM Everex de 1200 Baudios y si uno era poco menos que millonario, uno de 2400.

Era muy loco conectar la TI con una “computadora en serio”, claro que a 300 baudios era una tortura y un gasto importante.

En la listita de BBS que me habían dado figuraba el nombre del BBS, el teléfono y quién era el operador, más conocido como SysOp. El SysOp tenía la particularidad de ser, en un 99.1% de los casos por esos días, varón. Normalmente, adolescente que convencían a sus padres de utilizar la línea de teléfono de la casa para conectarla a la computadora y hacer que el BBS funcionara todos los días por la noche. Lo más común era de 9 o 10 de la noche hasta las 7 de la mañana.

Sólo había un par de BBS que atendían durante las 24 horas entre los cuales se encontraban “Los Pinos II” y el otro “Acuario BBS”.

Cuando por fin me pasé a las PC, mi estreno fue una fabulosa PC AT286, de 20 furiosos megahertz de velocidad, una disquetera “de alta” (esto es, 5 ¼ 1.2 Mbytes), monitor monocromático de fósforo ambar (amarillo, para los amigos) y 1 Mbyte de memoria. Tengan en cuenta dos cosas: Al 30 de septiembre de1991 –día que la compré- la pagué 560 u$s y era una máquina “buena”. Tuve que esperar hasta noviembre cuando llegó el modem, el everex de 1200 baudios para conectarme ¡4 veces más rápido de lo que estaba acostumbrado!

Como no tenía disco rígido, había que manejarse todo con diskettes y discos virtuales en la memoria de la máquina (Si, se perdía RAM, pero por tratarse de la porción entre los 640k y los 1024k no era para nada terrible… ya que casi ningún programa usaba esos 384k de XMS)

Después de mucho probar y eliminar archivos superfluos, logré hacer un disco booteable (DOS V5.00), creaba un disco virtual y cargaba el fabuloso programa de comunicaciones: El bitcom.
Con ese software hice mi primer download de un programa –ya que bajar programas con la TI-99/4A no tenía sentido- el juego de naipes Pyramid.

Juntar los 300 u$s que me costó el disco rígido más los 10u$s por la controladora IDE (Tenia una controladora MFM que no servía para ese disco) , fue arduo y visto a la distancia poco menos que un robo. ¿Por qué? El disco era un Seagatte ST-157A, de 40 megabytes. Y si eso no es un timo… ¿qué opinan si les digo que duplicar la memoria de esa primera PC me costó otros 50 u$s?

¡Ya tenía todo para montar mi propio BBS! Asi que procuré conseguir información y programas, desde lo más elemental. ¡Ni siquiera tenía el DOS completo!
Vía chat con el SysOp de un BBS que vivía cerca de mi casa, arreglamos para que fuera hasta la suya un sábado por la mañana para que me pasara los programas.
Allí fui, con dos o tres cajas de diskettes vírgenes a casa de Flavio, un flaco muy macanudo que fue la primer persona a quién conocí personalmente en este medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: