Una breve mirada a la Historia de la Internet Cubana

2-jesus-martinez.jpg
Por Jesús Martínez Alfonso

RESUMEN

INTRODUCCIÓN
Una gran responsabilidad para un autor significa tener que contar, de manera breve, la historia de un hecho tecnológico que ha trascendido y revolucionado conceptos y ha cambiado paradigmas no solo en los países desarrollados sino también en Cuba. Esto para bien de nuestra sociedad la cual, inmersa en varias batallas ideológicas incorpora las nuevas tecnologías con el objetivo de lograr la victoria y demostrar al mundo que nuestra verdad es real y es duradera e imperecedera en el tiempo.
Contar una historia donde han participados muchas personas que de una forma u otra dieron lo mejor de si dedicando mucho tiempo a lograr un sueño es difícil, muy difícil, pero consideramos que vale la pena dar nuestro punto de vista y narrar nuestra parte. Muchas de las personas que iniciaron esta historia no continuaron, algunas se cansaron otras cambiaron de profesión, otras ya no están y otras continúan con sus proyectos tratando de seguir haciendo revolución. Nuestro propósito es contar algunos hechos sobre nuestra Internet, que no son del todo conocidos, y comprender así como hemos llegado al año 2002 con los resultados modestos que mostramos. Por estas razones, les invito a leer lo que he llamado “Una breve mirada a la Historia de la Internet Cubana”. Están invitados.

ANTECEDENTES DE LA INTERNET EN CUBA
Nuestra historia, para llegar a Internet bien podemos decir que comenzó en la década de 1970 cuando un grupo de jóvenes investigadores creó un departamento, con la fija idea de comenzar a mover los datos utilizando para ello diseños propios. Al final de los 70 ya el país contaba con dos grupos, uno en el CID, hoy ICID (Centro de Investigaciones Digitales) y otro en el IMAC, hoy ICIMAF (Instituto de Cibernética y Matemáticas) que mostraban desarrollos propios basados en las tecnologías de conmutación paquetes. Para estos desarrollos utilizaban microprocesadores Z80 y 8080 y hasta llegó a programarse el protocolo de comunicación basado en las normas internacionales de aquel momento, en computadoras con sistemas operativos CP/M y después en MSDOS.

Sin duda, el Programa Acelerado para el Desarrollo de la Ciencia y la Técnica de los países miembros del CAME, a los que pertenecía el antiguo bloque socialista, había mostrado una experiencia que fue ampliamente asimilada y desarrollada por los cubanos. La década del 70, sentó las bases para el desarrollo de una actividad nueva que permitió que la informática, que renacía con sus nuevos desarrollos y concepciones, incorporará los últimos adelantos de las comunicaciones y de la relación HOMBRE – MAQUINA. Este pequeño grupo había comprendido la importancia de los trabajos en red y la necesidad de trabajar no solo en la conexión de redes locales para compartir recursos dentro de un mismo edificio, sino también conectarlas a nivel de regiones y de países. Para ello puso en juego toda la inteligencia y todas las técnicas existentes hasta el momento, o mas bien, las que nos eran permitidas utilizar debido al rudo bloqueo tecnológico al que hemos estados sometidos.

Las relaciones con el campo socialista se desarrollaron más y al inicio de la década del 1980. Con el apoyo de los países miembros del CAME se incorpora una nueva institución, el Instituto de Información y Documentación Científica y Técnica (IDICT), al estudio de la transmisión de datos y a las técnicas de conmutación de paquetes. Esto con el fin de lograr comunicaciones que permitieran poner en manos de las instituciones científicas cubanas todos los reservorios de información que se acumulaban en Bases de Datos en los países socialistas y en Europa ya que no teníamos acceso a la información ni a las tecnologías de América y en especial a las desarrolladas por los Estados Unidos.

El IDICT y el Instituto de Sistemas Automatizados (VNIIPAS), de la antigua URSS firman en 1980, el primer acuerdo que permitía el establecimiento de una terminal de computadora con un enlace satelital sincrónico entre un país europeo y un país en el Caribe, en este caso se utilizaba el satélite Ruso Intersputnik . Basado en este acuerdo se logra traer a La Habana la tecnología necesaria y, con el ingenio de jóvenes cubanos, se logra establecer la primera conexión a una velocidad de 1200 bps. El suceso fue noticia en el mundo. Había comenzado, para los que éramos protagonistas, la “Época del Teleacceso” y con él los primeros cursos impartidos por especialistas cubanos a sus homólogos de otras instituciones.

En el verano de 1983 se decide ampliar el experimento, ya con mucha mas experiencia, y se establece en el IDICT en La Habana una extensión de la red rusa X.25 y se aumenta la velocidad de conexión a 2400 bps. En 1984 se conecta por primera vez en La Habana un PAD (conmutador de paquete) X.25 con 4 puertas asincrónicas y modems de 4800 bps. Hasta el momento ya se contaban en cientos los especialistas formados en los cursos de Teleacceso, donde se les enseñaban técnicas de transmisión de datos y técnicas de recuperación de información. En el año 1985 se decide por parte del gobierno ampliar la tecnología instalada y se realizan dos inversiones importantes, la primera, aumentar la velocidad de transmisión a 9600 bps y la segunda fue la adquisición de una minicoputadora Noruega comprada con el apoyo de la URSS, modelo NORD DATA (NORD 100) con capacidad para conectar hasta 80 terminales remotas ya que la misma era acompañada con un multiplexor frontal. Comienza la “Red de Teleacceso”.

En este momento se decide crear dentro del IDICT, para lograr similitud con la estructura CAME, el Centro Nacional de Intercambio Automatizado de Información, cuyas siglas CENIAI, han recorrido el mundo anunciando el inicio de la Internet cubana. Es bueno recordar que en esta década la base fundamental de procesamiento de datos se basaba en lo que llamábamos las “máquinas grandes”, modelos soviéticos o alemanes copias de las famosas computadoras IBM 370 y que se hallaban extendidas por todo el país así como las “minicomputadoras” de fabricación nacional que si eran utilizadas por algunas entidades en la transmisión de datos, también existían minicomputadoras de algunos países socialistas como la URSS y Bulgaria.

Esta década se caracterizó por un alto espíritu innovador y colaborativo entre las instituciones que llevaban o desarrollaban estos temas en el país. Las instituciones desarrolladoras de tecnologías de Red permitían que sus desarrollos fuesen probados en los lugares de mayor tráfico, se probaron equipos propietarios también y entonces se comenzaron a armar las primeras redes WAN en el país basadas en el protocolo X.25. A finales de la década del 80, nuestras instituciones eran capaces de producir equipos de diferentes capacidades basados en la conmutación de paquetes, eran Nodos y PAD capaces de trabajar en condiciones cubanas y con un alto índice de confiabilidad, entonces ya se hablaba de hacer redes nacionales.

LOS PRIMEROS CONTACTOS
Por las revistas y artículos que nos llegaban o teníamos la oportunidad de acceder, comenzamos a conocer de algunos servicios asociados a Internet que sin duda marcaron el camino hacia nuevas metas. A finales de la década del 80 ya conocíamos y utilizábamos el correo electrónico. A través de las conexiones X.25 con Moscú, logramos ampliar el alcance de nuestra conexión utilizando una salida a Europa vía Austria (canal Radio Austria) y de esta manera accedíamos a las Bases de Datos y otros servicios de valor agregado de países de Europa como por ejemplo; de Suiza, Francia y España, también a algunas bases de datos y servicios en Estados Unidos. En 19987, durante una visita a Nicaragua, tuvimos la oportunidad de visitar el nodo NACARAO de APC (Asociación para Las Comunicaciones Progresistas) y conversar con los administradores de ese nodo. Un tiempo después entramos en contacto con Carlos Afonso de IBASE, Brasil, del cual tuvimos todo el apoyo.

El primer contacto directo con la comunidad Internet en La Habana lo tenemos en 1989 cuando nos visitan dos especialista de alto nivel técnico de la Red PEACENET de APC, red no gubernamental y con sede en San Francisco, estado de California en Estados Unidos. Se habló de incorporarnos a esa red, bajo el sistema operativo Unix, con TCP/IP, basado en los RFC, con correo-e, usenet, list server, redes uucp y de storage and forward . Esta visita se repitió en 1990 y ya nuestro equipo técnico estaba más preparado, se trabajaba con unix y se desarrollaban aplicaciones basadas en el protocolo TCP/IP.

Como parte de las acciones que emprendía el gobierno, representado por el antiguo INSAD ( Instituto Nacional de Sistemas Automatizado de Dirección) con la Oficina Regional de PNUD de Naciones Unidas en La Habana, Cuba logra ser incluida en un Programa Regional de Desarrollo de las Nuevas Tecnologías para países en Vías de Desarrollo, basándose en el cual recibimos en el IDICT el 11 de abril de 1991 a dos personas. Uno el Sr. Enzo Puliati, Coordinador del Proyecto PNUD y otro el Sr. Teodoro Hope, Director y creador de la red Huracán de Costa Rica. Esta basada en el protocolo UUCP del Sistema operativo Unix. A ambos, junto a Carlos Afonso de Brasil, estaremos siempre muy agradecidos por el apoyo inicial que nos brindaron. En esta ocasión la visita fue acompañada de seminarios, instalación de tecnologías y la implementación, por primera vez en el país del i correo electrónico para uso masivo, conectado a Internet, vía protocolo UUCP, al nodo principal de la red Huracán en Costa Rica. Esta conexión se hacía vía llamada telefónica conmutada de larga distancia internacional y como proyecto autosostenible tenía garantizado inicialmente un fondo para gastos de 6 meses de operación por parte de los acuerdos firmados con el PNUD y después debía continuar con fondos propios. La configuración de las computadoras era simple, dos PC corriendo sistema operativo Unix INTERACTIVE, con discos SCSI y memoria RAN de 16 M, para la conexión internacional utilizábamos un módem Telebit que nos permitía una conexión UUCP eficiente con compresión de paquetes a 9,6 bps. La conexión de los usuarios al sistema se realizaba por líneas conmutadas a una batería de 8 teléfonos conectados a la minicomputadora NORD DATA.

Cuatro meses después, se agotan los fondos destinados al proyecto, se cancela la conexión por Costa Rica y comenzamos a hacer UUCP con el nodo Web (así era su nombre) de la red APC en Canadá. Está vez la llamada se realizaba del nodo WEB a CENIAI y el costo era asumido por este nodo APC y por la solidaridad, amigos de Cuba que hacían contribuciones para que esta conexión se mantuviera. Varios amigos jugaron en esta etapa un rol importante así como la lista de interés CUBA-L. Está situación se mantuvo hasta el año 1994, cuando desaparece el nodo Web producto de una compra por la compañía canadiense Nirv Center, se establecen relaciones contractuales de servicio entre esta empresa y el IDICT.

En el mes de septiembre de 1991, se realiza un trabajo cooperado con el recién constituido Joven Club de Computación y se pone en marcha el segundo nodo UUCP del país, dando nacimiento a la Red TinoRed. Muy pronto esta red se convierte en una de las más fuertes con un gran número de usuarios y de servicios muy innovadores. TinoRed establece también una conexión propia UUCP con Canadá y ya Cuba contaba entonces con dos conexiones UUCP internacionales para evacuar el creciente tráfico de mensajería de correo electrónico generado por un número creciente también de usuarios conectados a las distintas redes UUCP que se expandían por todo el país.

Es en este mismo año de 1991, pero en el mes de octubre, Cuba participa por primera vez en un evento de Internet, invitada por el PNUD, y que contó con los principales actores de América Latina y el Caribe, incluyendo a Estados Unidos y Canadá. Este evento celebrado en Río de Janeiro, Brasil, se denominó “Primer Taller de Redes de América Latina y el Caribe”, y estuvo auspiciado por la National Science Foundation (NSF), la OEA, UNESCO, Unión Latina y MCI, entre otros. Los participantes principales eran redes académicas Latinoamérica, algunas con mas experiencias como la chilena y la argentina y otras con apenas o ninguna como la venezolana, la peruana, la dominicana entre otras tantas. Para mucho de los participantes se considera que este evento abrió el camino a la colaboración latinoamericana y a una organización denominada “Foro Permanente de Redes de AL&C” que sirvió para apoyar los distintos desarrollos en nuestros países, todo lo contrario a lo que esperaban los organizadores de ese primer evento. De esta manera, Cuba fue considerada pionera en la región en el desarrollo y aplicación de las técnicas de Internet, integrándose a los grupos de trabajo y desarrollo que se iban conformando. Es en este año también cuando Cuba por primera vez registra un dominio, en este caso se registra el dominio .cu a favor de TinoRed e inmediatamente es delegado al nodo Web de APC en Canadá para que pudiera de esta manera dar servicio de enrutamiento a los mensajes provenientes de Cuba. Ya habíamos iniciado el camino a la conexión plena a la Internet.

El año 1992 comienza mostrando un crecimiento sorprendente, ya habían aparecido y se desarrollaban con gran fuerza las redes UUCP del CIGB (Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología), la Red de INFOMED del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), que hoy es una de las redes insignias del país, y otras muchas que hace imposible nombrarlas a todas. Ellas aportan un caudal inmenso de jóvenes talentosos preocupados por el desarrollo de las redes de computadoras.

Hay que decir también, que ha pesar de estar el país comenzando una etapa dura de crisis, producto del derrumbamiento del campo socialista, en ningún momento se pararon los desarrollos que venían realizando en las dos líneas que ya estaban definidas: la de la transmisión de datos por conmutación de paquetes o X.25, con proyectos proas de redes nacionales como RENACyT en el CITMA y la Red del Turismo por el SIME, y el de las redes UUCP y los servicios de Internet. Es en este año también que la empresa Telefónica Cubana, INTERTEL S.A., inicia los trabajos de implementación de una red Wan con nodos x.25 en Ciudad de La Habana con conexión internacional a las grandes redes mundiales con protocolo X.75. Está red, que se nombró CubaNet, inició su explotación en julio de 1993 con conexiones x.75 a Estados Unidos y Canadá. Con este resultado, se elimina el canal x.25 que hasta ese entonces mantenía el IDICT con Moscú pasando a operar una conexión con la moderna Red CubaNet, que se mantuvo hasta agosto del año 1996, cuando Cuba ingresa a Internet de manera dedicada.

Otro resultado importante para el auge de la nueva red que se iba conformando vino aparejado con la creación de la Sociedad Internet en Estados Unidos donde de manera inmediata Cuba comienza a participar apoyando los Congresos INET y sus talleres con profesores y estudiantes, cada año se formaban nuevos especialistas (en números reducidos) que se multiplicaban una vez que transmitían sus experiencias y lo aprendido en esos cursos.

En abril de 1994, pleno periodo especial, pudimos confirmar que el tráfico de Cuba para los destinos en el extranjero solo viajaba a través de los nodos de la red APC y los nodos de las Naciones Unidas lo que provocaba todo tipo de contratiempo, a veces inexplicables para muchos. Lo anterior era el resultado de una política de la NSF denominada “Route Filtering” donde obligaba a que se filtrase el tráfico de más de 15 países entre los que se encontraba el nuestro. Todo esto hacia imposible que Cuba pudiera conectarse a Internet de manera directa y plena a un proveedor internacional. No es hasta unos meses después de que se aprueba la Ley Torricelli por el gobierno de Estados Unidos en que Cuba es borrada de esa lista por razones obvias.

En diciembre de este mismo año 1994, desde la Universidad de la Republica del Uruguay en Montevideo, y con el apoyo de amigos uruguayos, Cuba realiza dos acciones transcendentales, la primera fue solicitar el registro de una clase B de direcciones IP (una clase B permite conectar algo más de 65 mil computadoras con direcciones reales) a favor de CENIAI, después de varios intercambio con INTERNIC (entidad registradora en Estados Unidos). Un mes después de haberse hecho la solicitud, el 12 de enero de 1995 Cuba recibe la notificación de otorgamiento de la clase B 169.158.0.0, algo que no todos los países pueden mostrar. La segunda acción fue dejar funcionando, en los servidores de la Universidad de la República, un servicio GOPHER en Internet sobre Cuba con información cubana y actualizada por nosotros mismos. Debemos recordar que hasta ese momento, toda la información sobre nuestro país que existía y se generaba en la Red no mostraba la realidad cubana pues la misma salía de servidores conectados a la red en Estados Unidos y Europa donde, por lo regular, la información que se exponía era contraria a la revolución.

Algo similar ocurría con el servicio WWW, por primera vez en este año apareció una web cubana en la red. Esta acción fue materializada por InfoMed y CUBAWEB quienes crean el http://www.cubaweb.cu alojado en Canadá con información totalmente administrada por instituciones cubanas mostrando al mundo nuestra realidad. A nuestro criterio y hasta el presente, este sitio, convertido luego en Portal, ha sido el más innovador de la Internet cubana.

Paralelamente y en el año 1993, el Ministerio de Comunicaciones conformó una comisión de trabajo con vistas a ir creando las condiciones necesarias para que en el momento que se decidiera conectar el país a Internet lo hiciéramos más organizados y con menos vulnerables. En esta comisión, donde participaban especialistas de varios ministerios, se comenzaron a fomentar las bases de la Internet cubana. Esta comisión en 1995 es reestructurada al considerar el Gobierno que es necesaria la incorporación plena de Cuba a la Internet. Entonces se crea una Comisión Ministerial presidida por el ministro del SIME e integrada además por los ministros de CITMA, Justicia, MININT, MINFAR entre otros, y a los que se les dio la responsabilidad de organizar y legislar la política con que Cuba se conectaría a Internet y cómo iba a regularse la incorporación de los distintos organismos de la Administración Central del Estado, las Universidades, y el resto de las instituciones nacionales y extranjeras. Como resultado de esta comisión se elaboró un Decreto y se emitieron varias resoluciones que ordenaban en su conjunto la conexión de las instituciones cubanas a la Internet.

CUBA CONECTADA A LA INTERNET

El 22 de agosto de 1996, después de largas negociaciones, Cuba queda conectada a la Internet con el proveedor internacional SPRINT CORP, compañía norteamericana, por un canal satelital a 64k pero todavía quedaban varias acciones que acometer para iniciar su plena explotación. En primer lugar, fue necesario hacer el traslado del dominio .cu que estaba a favor de TinoRed y ponerlo a nombre de CENIAI, entidad encargada de proveer los servicios en la isla. Finalizado este trabajo en el mes de septiembre, se pasó de manera más rápido a realizar otros registros que permitieron que en el mes de octubre de 1996 quedara inaugurado el primer servicio de Internet de Cuba desde su sede en el Capitolio Habanero. Largos días de desvelos y preocupaciones, de estudios y aprendizajes, de alegrías y penas habían quedado atrás pero la persistencia y la tenacidad de las ideas una vez más habían triunfado.

Otro factor muy importante en el desarrollo de la redes cubanas y el cumplimiento de los objetivos y metas propuestas por el Estado fue la creación de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) en el año 1994 la cual, dos años después de creada logra detener el deterioro de nuestra infraestructura de telecomunicaciones en el país y emprende la creación de un backbone nacional capaz de soportar todos los desarrollos del país en materia de redes e informática. Sin esa determinación, sin duda, no se podrían mostrar los aún modestos adelantos que ya hoy evidencian nuestras redes, instituciones y sociedad en materia de conectividad. Esta acción y la decisión de crear el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones en febrero de 2000 marcan la pauta para el desarrollo y aplicación plena de una sociedad informatizada.

En la inauguración del Congreso Internacional INFORMATICA 2000 Carlos Lage Vicepresidente del Consejo de Estado apuntaba: “En Cuba estamos trabajando para impulsar la Informatización de forma consciente y ordenada, aprovechando sus extraordinarios beneficios y previendo sus efectos negativos” y nos señalaba con claridad el camino que nos falta por recorrer, “Hay que trabajar para que toda nueva tecnología se ponga en función de los mejores valores del ser humano, contribuya a la formación de las nuevas generaciones y al desarrollo de una sociedad justa y solidaria. El fenómeno INTERNET, nos lleva a reflexionar muy seriamente en como inculcar, principalmente en los jóvenes, una actitud responsable en el manejo de esta poderosa herramienta”, las nuevas metas están planteadas, nos corresponde ahora a todos hacerla realidad.

Mucho trabajo se ha hecho en los dos últimos años pero considero que ya es una historia que se está escribiendo a diario. Hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: