Proyecto de Intercomunicación de las Radios Populares de América Latina y el Caribe

Proyecto de Intercomunicación de las Radios Populares de América Latina y el Caribe

Hernán Gutiérrez, Vicente Martínez, Irvin Boschmann
Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica -ALER

Palabras claves: Intercomunicación; radio popular; satélite; Internet; sectores marginalizados.Resumen

ALER lleva casi 25 años de trabajo como una asociación de radios populares con el af.n de dar expresión en los medios de comunicación a los que no la tienen. En la actualidad cuenta con m.s de 90 afiliadas en 17 países de América Latina. En esta era de globalización, ALER est. empujando un proyecto de enlace satelital o por Internet entre sus afiliadas para que la radio local pueda incidir m.s all. de su .mbito local y estar presente en la creación de un nuevo modelo de sociedad.

A Manera de Historia

ALER son las siglas de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica. Somos una institución, con casi 25 años de vida, que agrupamos 92 emisoras populares y centros de producción de radio en 17 países de América Latina y el Caribe.

Nuestra Asociación se extiende desde México y República Dominicana hasta Argentina y Chile y del Pacífico al Atl.ntico y el Caribe. En medio de ese mosaico de culturas, donde hay Amazonía, valles, cordilleras, sierra y costa y donde conviven rostros negros, morenos, blancos, mulatos y achinados, allí en medio de la vida, y donde muchos apenas sobreviven, pero también en medio de la esperanza; ahí est.n nuestras radios.

Las hay campesinas, mineras, indígenas y urbanas. Hay radios con una potencia tan pequeña como de 250 vatios en FM y tan potentes como de 50.000 vatios en AM. Las hay de vocación rural en comunidades alejadas y las hay en centros urbanos importantes como Caracas, San Salvador, Managua, Santo Domingo, Quito o La Paz.

A pesar de sus diferencias les une el deseo de servir y acompañar a los sectores del campo y las ciudades que est.n m.s alejadas de los procesos de desarrollo. Las radios afiliadas en ALER quieren ayudar a construir y fortalecer la democracia desde el .mbito de la comunicación, tomando en cuenta la opinión y las aspiraciones de los que menos tienen.

Para ubicar nuestra institución, hay que decir que hubo un tiempo en que muchas radios populares vivieron aisladas, no sólo geogr.ficamente, sino entre ellas mismas y con poca incidencia en los sitios donde se debaten y se resuelven los asuntos públicos de interés nacional.

Tenemos muchos ejemplos de radios que, cuando fue necesario tomaron una postura firme y consecuente con sus ideales. Y siempre estuvieron en contra la dictadura, en contra los caciques y en contra de la violación de los derechos humanos. También hay que decir que por esto muchas fueron perseguidas, silenciadas y fueron incluso blanco de la violencia.

A pesar de que ya no hay dictaduras y que casi todos los gobiernos son elegidos en elecciones libres, nuestras democracias todavía son muy fr.giles. Como el cuento de los tres cerditos del escritor John Waller, con el m.s ligero soplo de los militares, del narcotr.fico o de la corrupción, se vienen abajo.

Como radios populares, nuestro gran reto hoy es contribuir a fortalecer nuestras democracias que apenas se levantan de varios años de dictaduras y guerras civiles.

Desde la Secretaría Ejecutiva, en Quito, se apoyan varias líneas de trabajo: la capacitación, la investigación, la asesoría en gerencia de los proyectos, la producción de materiales did.cticos y programas de radio y últimamente el uso de las tecnologías de punta, tales como estudios digitales, y la intercomunicación vía satélite y la Internet, el correo electrónico y las nuevas herramientas que permiten el intercambio de audio. En pocas palabras, la Secretaría Ejecutiva busca promover la profesionalización de las radios populares para que puedan fortalecer sus logros en esta coyuntura neoliberal que estamos viviendo.

Porque sí, ha habido muchos logros. En su caminar las radios populares han logrado el reconocimiento de sus audiencias. Numerosas radios populares son primeras en su zona de cobertura; son reconocidas como medios que han integrado regiones, que han recuperado la cultura de zonas o sectores sociales, que han valorado las lenguas nativas, y que han posibilitado, en suma, la auto valoración de sujetos y comunidades marginadas o carentes de legitimidad en sus países. Las audiencias valoran la posibilidad de expresión directa que ellas brindan y esa pr.ctica se convierte en un rasgo distintivo: la participación es uno de los pilares de las radios populares.

Tampoco en el campo de la intercomunicación estamos partiendo de cero. Ya existen varias iniciativas que est.n funcionando por vía telefónica a nivel nacional en Bolivia, Perú y Venezuela.

En El Salvador, República Dominicana y Argentina se est.n dando pasos importantes para el trabajo coordinado.

Desde nuestra Secretaría Ejecutiva estamos produciendo la Ronda Informativa Latinoamericana, un servicio informativo semanal, producido en conjunto entre las coordinadoras nacionales de radio de los países andinos. En estos momentos, la intercomunicación se est. haciendo vía teléfono, pero a partir de abril del presente año, se comenzar. un convenio con Radio Nederlands para utilizar sus canales de distribución hacia América Latina.

En nuestra última Asamblea, a mediados de 1994, los directores de nuestras emisoras decidieron revitalizar las radios populares, afirmarlas como emisoras locales que tienen una contribución determinante en el desarrollo local y regional y finalmente, de cara al próximo siglo, dar un salto e integrar las radios populares en un gran proyecto común con m.s presencia e impacto nacional y latinoamericano.

Proyecto de Intercomunicación

Este proyecto de intercomunicación, que en forma provisional hemos llamado ALRED, América Latina en Red, pretende intercomunicar a m.s de 500 emisoras populares, comunitarias, culturales, universitarias, parroquiales y municipales, que deseen unir sus esfuerzos para producir y hacer cosas en común, y también para recibir beneficios en común. Insistimos en la intercomunicación porque esta es una palabra clave para nosotros. Es relativamente f.cil subir una señal a un satélite o mandar textos o audio por Internet desde un lugar central y transmitir para 500 emisoras y que 500 millones de personas escuchen. Lo difícil es hacer que esas personas no se conviertan en receptores pasivos, sino que tengan la posibilidad de dejarse escuchar, es decir, que sea una comunicación de doble vía.

La intercomunicación la hemos imaginado en dos dimensiones: la dimensión nacional y la dimensión latinoamericana.

La Dimensión Nacional

En su dimensión nacional el proyecto pretende que las radios de cada país desarrollen un proyecto nacional de radio. Esto implica que estén enlazadas, es decir que tengan la posibilidad de hacerse escuchar en el conjunto y también de recibir programación radiofónica del resto de las emisoras por cualquier vía que sea factible, que podría incluir el uso de las nuevas posibilidades de mandar audio por Internet.

La intención de los proyectos nacionales es que todos los ciudadanos, especialmente aquellos que viven en el interior o en los grandes barrios urbanos, a través de sus emisoras locales incidan también con su propia voz en los asuntos de interés nacional y que puedan generar corrientes de opinión en favor de los intereses populares.

Esto supone realizar algunas horas de programación, en conjunto, para ser transmitidas por todas las emisoras.

Económicamente el proyecto también tiene sentido en la medida que el trabajo radiofónico en conjunto ayude a aumentar ingresos y a disminuir algunos costos a las radios.

La Dimensión Latinoamericana

En la medida que se avance en la construcción de redes nacionales se avanzar. en la dimensión latinoamericana del proyecto. Las radios locales, adem.s de ser parte de una red nacional, tendr.n la oportunidad de incidir también en la programación internacional.

La programación internacional se producir. desde diversos lugares. Habr. un centro de producción latinoamericano que producir. para el conjunto y que coordinar. la producción que se pueda generar en los distintos países, a través de las redes nacionales.

Por ejemplo, un noticiero se produciría desde el centro de producción latinoamericano con los aportes de una redacción central y corresponsales en cada uno de los países. Un programa de música caribeña se produciría desde alguna red nacional para todo el conjunto y así sucesivamente, de acuerdo con las fuerzas y capacidades de cada red nacional.

La dimensión latinoamericana del proyecto ofrece una posibilidad muy amplia de relación con otras redes e instituciones latinoamericanas de radio que est.n produciendo material radiofónico como CIESPAL, AMARC o UNDA; con organismos internacionales interesados en la producción y difusión de algunos temas y con emisoras internacionales, que tienen producción dirigida hacia América Latina.

Los Aspectos Técnicos

Técnicamente, el proyecto contempla la instalación de una estación en cada país con capacidad de subir la señal al satélite. A estas estaciones nacionales las hemos llamado Estaciones Secundarias. La señal de cada Estación Secundaria ser. recibida en cada emisora local a través de una antena receptora. Las estaciones nacionales estar.n interconectadas con sus similares en otros países para enviar y recibir programación de car.cter internacional. Esto supone la existencia de una estación matriz que coordinar. todo el sistema.

Cada radio local estar. conectada con su Estación Secundaria nacional por la vía m.s factible para la transmisión de audio, para garantizar la comunicación a doble vía.

A fin de cuentas, cada emisora local podr. recibir a través de su antena, determinadas horas de programación nacional e internacional. A su vez, podr. transmitir desde su localidad para alimentar ya sea la producción nacional o internacional; intercomunicarse en forma directa con otra emisora de su país o del exterior, y participar en programas interactivos a nivel nacional o internacional.

El Uso de Internet

En su formulación original – a finales de 1994 – el proyecto no contemplaba el uso de Internet ya que las posibilidades de mandar audio por esta vía todavía estaban en su infancia en América Latina. Sin embargo, en la medida en que se vaya desarrollando esta tecnología, tanto modems de alta velocidad como est.ndares de compresión de audio, se contempla que el Internet podría jugar un papel importante en el proyecto.

En primer lugar, la intercomunicación directa entre emisoras en países diferentes podría hacerse por esta vía. Sería una verdadera comunicación directa, evitando la necesidad de pasar por dos coordinadoras nacionales y la matriz. Probablemente bajaría el costo de la comunicación y siendo adem.s audio digital por toda la ruta, no habría bajas en la calidad. En muchos casos, incluso saldría m.s barato hacer la comunicación desde la radio local hasta la coordinadora nacional vía Internet, y se evitaría la pérdida de calidad que implica pasar la información vía una llamada telefónica.

Pensamos usar nuestro convenio con Radio Nederlands como proyecto piloto del uso de Internet. Experimentaremos con mandar la Ronda Informativa Latinoamericana a Radio Nederlands vía Internet, para su recepción en las radios locales vía enlace satelital con Radio Nederlands o por acceso directo a Internet.

En cuanto a la necesidad de disponer de una estructura telefónica para acceder a Internet, ya se ha experimentado con varias alternativas.

Una es la conexión entre computadoras vía radio. Ya hay posibilidades de hacer conexiones TCP/IP por este medio, con velocidades de hasta 9600 bps en VHF y 300/1200 bps en HF. Esta última es una velocidad baja, pero con el desarrollo de los est.ndares de compresión MPEG para audio, con los cuales se logran niveles de compresión de hasta 10:1, el envío de audio digital se hace factible.

Otra alternativa es el uso de teléfonos celulares modificados para soportar una conexión con el puerto serial de una computadora y un software especial para manejar la conexión TCP/IP. En algunos experimentos ya hechos con esta tecnología, se ha logrado velocidades de hasta 19200 bps.

El Significado para la Radio Local

El sentido general del proyecto es potenciar la radio local. Los proyectos radiofónicos de nuestras afiliadas se afirman y tienen sentido en relación con sus audiencias locales y regionales. Su impacto en el desarrollo local se juega allí, en su propia .rea de cobertura.

Sin embargo la radio popular, como movimiento y en representación de sus audiencias, también quiere incidir, desde lo local, en los asuntos nacionales y quiere aportar intercomunicando sus audiencias con las de otros países.

La radio popular local, con una presencia marcada y reconocida en su .mbito local, quiere tener presencia en todo su entorno nacional y latinoamericano y también quiere enriquecerse con otras voces, enfoques y propuestas desde otras partes del mundo.

En la era de la globalización, la radio popular quiere globalizar su propuesta para que la voz de los pobres esté presente en la definición de un nuevo modelo de sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: