Integración del Internet en Instituciones Educativas

logo-vforo.gif

Integración del Internet en Instituciones Educativas

J.T. Johnson

San Francisco State University

La posibilidad de estar hoy con ustedes para hablar sobre la integración del Internet en las instituciones educativas no es mera casualidad. De hecho, mi presencia aquí es un vivo ejemplo del poder y potencial de este nuevo, multidimensional medio de comunicación.Hace aproximadamente dos años, el profesor Juan Gargurevich envió un mensaje al cyberspace de una lista de periodismo, preguntando si alguien en Estados Unidos conocía algo sobre algún tema ahora olvidado pero que en ese entonces se discutía en los medios periodísticos. Yo le contesté, aunque mi mensaje no respondiera exactamente sus inquietudes. Juan me contestó. Y yo a él. Y Juan volvió a contestar y así comenzó nuestra conversación y amistad vía el correo electrónico. El escribía en español y yo en inglés. De esa forma, practicamos parcialmente nuestras habilidades en el idioma de cada uno. R.pidamente quedó claro que compartíamos similares intereses intelectuales y profesionales. Estoy seguro que sin el Internet y el hecho que nuestras universidades estén conectadas a él, nunca nos hubiéramos conocido. Y todos ustedes conocen alguna experiencia parecida.

Es posible -y necesario, creo yo- analizar los procesos subyacentes a estas relaciones personales y profesionales en evolución para ver si éstas sugieren temas m.s grandes y estrategias de dirección inherentes a este nuevo medio ambiente de comunicación, un medio ambiente que est. cambiando dram.ticamente la “Infósfera” en el mundo.

Yo defino la Infósfera como aquel lugar conceptual donde todos los datos -o si prefieren, “información”- son almacenados. Es también el medio ambiente donde todos los trabajadores de la información existen. Para comprender mejor la Infósfera, podemos referirnos a los modelos sugeridos por la biología y la Teoría General de Sistemas.

La biología nos dice que los organismos toman energía a base de carbono y procesan dicha energía para poder sobrevivir, reproducir las especies y, como parte de un ecosistema mayor, contribuir con ese sistema para mejorar nuestra especie o miembros de otras especies.

Aquellos que somos trabajadores de la información extraemos datos de la Infósfera, procesamos esos datos y los liberamos en forma de información de regreso al medio ambiente de información donde son utilizados por otras especies. Así, las que tradicionalmente son llamadas “ocupaciones” pueden ser vistas como especies de trabajadores de la información que existen en este medio ambiente de información. Entre las especies est.n abogados y militares, los cuales recurren al mismo grupo de leyes o datos sobre el tiempo, pasado o futuro; abogados y agentes de seguros, ambos haciendo preguntas sobre las expectativas de vida; burócratas del gobierno o agrónomos reuniendo datos sobre técnicas agrícolas y proyectando la producción de un cultivo para un determinado año. Y estas últimas proyecciones de los agrónomos pueden muy bien, a su turno, ser utilizadas por los doctores anteriormente mencionados en un sistema de salud pública para planificar en caso de exceso o escasez.

Y así como es el caso en el mundo biológico, a medida que el medio ambiente de información cambia, cada especie debe adaptarse a esos cambios o estar. en riesgo de extinción. El medio ambiente de información ha cambiado. Hoy, el alfabetismo no puede definirse m.s como la capacidad de leer e interpretar símbolos de tinta sobre papel. Hoy, el alfabetismo también implica la capacidad de identificar y obtener datos digitales, utilizar herramientas específicas para el medio ambiente de datos digitales con el fin de analizarlos para producir información, y utilizar aún m.s herramientas digitales para comunicar los resultados de nuestras investigaciones a otros en la Infósfera, incluyendo aquellos de nuestra especie y los dem.s.

Lo que quisiera tratar hoy con ustedes es cómo nuestra especie llamada “educadores” puede evaluar la Infósfera teniendo en cuenta su aplicación en nuestro campo y planificarse para la adaptación de recursos digitales -específicamente la herramienta intelectual llamada Internet- que ser. totalmente necesaria si queremos sobrevivir.

En segundo lugar, sugeriré algunos objetivos necesarios para que la implementación sea exitosa, específicamente objetivos que yo denomino “Los 3 Cientos”.

A continuación, sugeriré un sistema trípode para implementar el Internet. También trataré sobre algunos retos y obst.culos importantes para esta implementación. Finalmente, quisiera enfatizar que mis comentarios del día de hoy son aplicables a cualquier organización que busca utilizar datos y herramientas digitales, y no únicamente a instituciones educativas.

Como planteé hace un momento, por mucho tiempo he considerado a la Teoría General de Sistemas una herramienta de primer orden para analizar la mayoría de formas de fenómenos conceptuales. La Teoría General de Sistemas puede sugerir las preguntas de diagnóstico a ser aplicadas en la evaluación, planificación e implementación de un proyecto.

La Teoría General de Sistemas est. basada en cuatro factores principales:

* definición de las variables en cualquier sistema,

* definición de las relaciones entre dichas variables,

* definición del medio ambiente en el cual el sistema existe, y

* articulación de los objetivos del sistema, la cual se puede alcanzar mediante la observación, suposición o incluso crearse de acuerdo a las circunstancias.

En cualquier sistema que incluye gente y estructura organizacional, siempre podemos anticipar la existencia de tres componentes principales:

* aspectos financieros

* aspectos tecnológicos y

* una estructura administrativa que incluye personalidades y sus zonas específicas de influencia y responsabilidad.

Cuando examinamos sistemas de tecnología intelectual -no hardware, sino herramientas y procesos para el pensamiento- encontramos tres componentes principales a considerar en nuestra planificación. Primero son los diversos canales que se utilizar.n para las comunicaciones. Estos pueden incluir redes locales (LANs), redes m.s amplias (WANs), BANCOS O BASES de información (BBS), el Internet y -de manera creciente, Intranets- esto es, utilizando un web browser tipo Netscape como el programa o quasi-sistema operativo para conectar entre sí y a sus datos pertinentes todas las partes de una organización.

Me gustaría enfatizar que el Internet no es una panacea; no es una pastilla m.gica que proyectar. inmediatamente a una institución a la era digital. Es sólo un recurso entre muchos otros. Sin embargo, el Internet es una herramienta poderosa para atormentar a todos aquellos que en su organización tienen curiosidad, valoran ideas, acogen retos a nociones preconcebidas, cuestionan instintivamente el valor de los sistemas jer.rquicos de autoridad.

Este sistema de tecnología intelectual también incluye los datos accesibles por el sistema, datos en forma textual y cuantitativa. Y si usted tiene datos digitales, necesitar. herramientas analíticas para darle significado a esos datos. Las herramientas obviamente necesitan ser aplicables a los datos textuales y cuantitativos. Esas herramientas, por lo general, son programas de telecomunicaciones (incluyendo web browsers), programas de procesamiento de texto, spreadsheets y de base de datos y cada vez m.s, creo yo, sistemas de información geogr.fica y programas de procesamiento de imagen.

Todos estos aspectos del medio ambiente intelectual, sin embargo, sugieren ciertos requerimientos -u objetivos- si queremos maximizar la utilidad del sistema. Yo llamo a esos objetivos requeridos “Los 3 Cientos”.

øEs esta una visión teórica de un El Dorado digital? Sí, por supuesto. Pero si Francisco Pizarro no hubiera soñado con El Dorado hace 450 años, ødónde estaríamos nosotros ahora? Esta visión de Los 3 Cientos es v.lida porque alienta a una organización cualquiera a recurrir a la sinergía de su gente sin importar dónde esté o lo que esté haciendo. La inteligencia y creatividad no pueden ser asignadas a pequeñas cajas en la jerarquía de un organigrama de una organización. Y si una organización trata de pasarla con algo menos que Los 3 Cientos, pierde eficiencia en una proporción geométrica.

Una vez que los objetivos de la organización han sido establecidos, se puede hacer planes para colocar las herramientas digitales. Para hacer esto exitosamente se requiere lo que yo llamo el sistema trípode.

La primera pata es un paquete bien diseñado de hardware y programas.

A continuación, el sistema requerir. un programa de entrenamiento bien diseñado que satisfaga las necesidades de todo el personal a todos los niveles de capacidad. La Infósfera est. cambiando tan r.pidamente los negocios y colegios en Los Estados Unidos que yo recomiendo a mis clientes que dediquen 10% del tiempo de trabajo de sus empleados a entrenamiento. Si no lo hacen, la organización es como un paciente con enfisema que continúa fumando: la recuperación puede tener una baja probabilidad pero el fumar la reduce a cero.

La tercera pata del trípode es un plan de promoción al interior de la organización. Inicialmente, la novedad del hardware, los programas y el entrenamiento, generar.n mucho entusiasmo en el personal. Pero como todos sabemos, hay sólo dos constantes en la era digital: la necesidad de hacer un backup del disco duro y la cambiante tecnología. Por lo tanto, tenemos que estar constantemente enseñando a la gente lo que es nuevo, emocionante y divertido. Habr.n algunos que no se adapten f.cilmente al cambio. Ellos requerir.n m.s atención individual, m.s guía. La otra cara de la moneda es el empleado que simplemente se adelanta y antes que usted se entere ha hecho “sólo algunos cambios pequeños” al sistema operativo del servidor. Pero para ambos extremos, hay un cuarto componente de este plan de implementación.

Este es, el “sistema de ayuda”, que en realidad es el pegamento que mantiene unido todo el paquete.

Este, a su vez, tiene múltiples componentes.

El primero, y el m.s importante, es conectar cada usuario con un “amigo de la computación” -un mentor, un guía, un entrenador-. Este mentor no tiene que ser un experto; sólo necesita tener aproximadamente dos semanas m.s de experiencia que la persona que necesita ayuda. Pero hay usualmente un camino recurrente de experiencia; las preguntas o problemas que tengo hoy día son parecidos a aquellos que tuve dos semanas atr.s. Y hoy día usted, el entrenador, tiene la respuesta.

Segundo, queremos designar -desde el comienzo, paso a paso- un sistema de ayuda en línea. Este puede incluir desde simples menús de apertura hasta la escritura de rutinas pequeñas sensibles al contexto en Visual Basic y HTML a los cuales pueden recurrir los usuarios. Estos asistentes en línea también deben estar f.cilmente disponibles en su sistema de discado a control remoto. Sí, el sistema telefónico causa problemas. Sí, las computadoras son caras y no muchos de nuestros colegas las tienen en casa. Hoy. Pero creo que para el año 2000, computadoras simples pero funcionales, estar.n al alcance de todo el mundo por menos de 250 US dólares, el precio de un televisor o estéreo relativamente buenos. øPor qué no empezar ahora a planificar para ese día inevitable?

Por último, su sistema de ayuda debería incluir instrucciones al estilo antiguo de tinta sobre papel f.ciles de llevar y leer. Estas, sin embargo, no deberían ser demasiado largas. Deberían ser concisas y sólo presentar suficientes instrucciones para que el usuario se ponga en línea para encontrar las respuestas. Esto mantiene bajo el costo y también ayuda al usuario a acostumbrarse a utilizar el sistema, definir el problema y encontrar soluciones.

Espero que todo esto parezca f.cil de implementar en cualquier organización. Pero como muchos de ustedes seguramente saben, la integración de estas herramientas intelectuales no es una tarea f.cil. NO por falta de fondos para disco duro y programas, NO porque sea difícil diseñar un programa de entrenamiento y un sistema de ayuda, No porque la mayoría de la gente en la organización pueda preferir ignorar estos tiempos tan emocionantes.

No, el obst.culo m.s grande para el éxito ser. probablemente el jefe o los jefes de la organización. Los que estudiamos el cambio tecnológico de la historia vemos a menudo que los cambios son originados habitualmente por alguien que no ocupa los niveles m.s altos de una administración. Son aquellos de los niveles inferiores de la organización, los que realmente tienen que afrontar las realidades diarias del sistema, los que buscan innovaciones. Los jefes, me parece, conocen solamente la ruta que los llevó a la cima de la montaña, aunque sean pequeñas montañas. Y ese es el camino – el único camino – que ellos consideran de valor.

El Internet no puede ser introducido con éxito únicamente en el nivel m.s bajo de una organización porque la tecnología no es el factor principal. Para que sea introducido exitosamente, el Internet debe ser acogido por aquella persona de mayor jerarquía en la organización. Esto se debe a la cultura del Internet – el hecho que funciona sólo porque rechaza los conceptos de autoridad jer.rquica, porque identifica el intento de censura como daño y envía mensajes sobre ese “daño”, porque todos en el Internet tienen, al menos inicialmente, exactamente la misma cartera de conocimiento y presencia. La p.gina de Coca Cola llega a los usuarios con un pantalla del mismo tamaño que la mía. Mi p.gina ocupa tanto espacio en el cyberspace como la de Coca Cola. Por lo tanto, la integración exitosa del Internet en cualquier institución requiere el uso -USO- de quienes est.n en los niveles m.s altos. No sólo aceptación filosófica, sino uso constante, activo. øComo sabr. la gente de la organización si los que la dirigen est.n utilizando el sistema? Correo electrónico. Pero de ello hablaré m.s adelante.

Existe por lo menos una clave constante para integrar con éxito el Internet en una organización: encontrar un líder de la causa, un caballero que lleve el escudo, bandera y espada del Internet.

øQuién debería ser esta persona? Primero, alguien en un puesto muy alto de la organización, tal vez no el Número Uno, pero alguien en una de las posiciones m.s altas.

Segundo, y esto es probablemente obvio, el paladín debe tener el respeto de sus colegas y jefe.

Esta persona también necesita acceso a un presupuesto con un poco de elasticidad porque lo que se est. proponiendo requerir. alguna inversión financiera. Inicialmente, no mucha, pero definitivamente alguna.

Cuarto, esta persona deber. tener reputación de innovadora, alguien que pueda valorar las formas del pasado pero que no tenga temor de proponer nuevas o mejores formas de alcanzar los objetivos de la organización. Finalmente, este paladín debe tener la auto-confianza necesaria para tomar riesgos, ser un innovador.

øCómo encontramos tal galante caballero? Comiencen descubriendo cómo hacer para lograr que el jefe tenga una buena imagen. Quiz.s demostrando una nueva capacidad para obtener mejores datos m.s r.pidamente.

Tal vez demostrando la capacidad de producir mejores an.lisis m.s r.pidamente. Tal vez demostrando la capacidad para hacer mejores presentaciones. Quiz.s podría ser algo tan simple como mostrar al paladín potencial que uno puede viajar en el Internet sin tener que saber escribir a m.quina.

Hay un punto m.s que quisiera enfatizar. Este es la vital importancia del correo electrónico en una organización. El correo electrónico es, y estoy convencido de ello, aún m.s importante que todos los otros “sistemas de ayuda.”

Todos los que utilizan por primera vez la tecnología tienen que comenzar aprendiendo, al mismo tiempo, algo acerca de cómo funcionan las computadoras -øQué es un nombre de archivo? øQué es un subdirectorio? etc.- y un procesamiento de texto b.sico. Pero después de eso, introduzcan a los usuarios al correo electrónico inmediatamente.

Esta es su clave para sobrevivir en la era digital que es, después de todo, un medio ambiente cooperativo. En conclusión. Comiencen analizando el sistema donde quieren introducir el Internet y otras herramientas de la era digital.

Segundo, encuentren un paladín influyente en su organización que los ayude a introducir los conceptos.

Una vez que tienen aliados, ayúdenles a ver el valor de Los 3 Cientos.

Finalmente, asegúrense que todos tengan r.pidamente m.ximo acceso al correo electrónico.

Para terminar, damas y caballeros siempre recordemos que somos afortunados de vivir estos tiempos tan emocionantes. Como personas con ideas que amamos luchar y tenemos curiosidad sin límites, la estamos pasando mejor que nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: