Mexico:uso de las nuevas tecnologías por las organizaciones sociales

dsc00096miniatura1.JPG By: Adolfo Dunayevich, LaNeta

Este trabajo busca tanto hacer una reseña histórica del desarrollo de las redes usadas por las OSCs como del uso que se ha dado de ellas. Trato de ser objetivo en la redacción de estas líneas, y no estoy seguro de lograrlo, debido al rol activo que me tocó desempeñar en esta historia.


Ante las nuevas formas de articulación de las OSCs, y más particularmente de las organizaciones civiles de promoción al desarrollo, con su contexto más amplio, tanto en el ámbito nacional, regional e internacional, surge la necesidad de nuevas herramientas de comunicación e información, económicas, ágiles, y rápidas. En México, las tecnologías electrónicas emergentes de comunicación e información, estuvieron a disposición de las OSCs en los años 80, años antes de su desarrollo comercial, antes del auge que ahora conoce el Internet. En la era de la globalización, las OSCs fueron apropiándose progresivamente de nuevos recursos de comunicación y de difusión de información, como el correo electrónico, los foros electrónicos y los espacios de publicación multimedia. El presente trabajo intenta dar una perspectiva histórica de la experiencia y presentar algunos puntos problemáticos específicos.


INTRODUCCIÓN

Ante las nuevas formas de articulación de las OSCs, y más particularmente de las organizaciones civiles de promoción al desarrollo, con su contexto más amplio, tanto en el ámbito nacional, regional e internacional, surge la necesidad de nuevas herramientas de comunicación e información, económicas, ágiles, y rápidas.

En México, las tecnologías electrónicas emergentes de comunicación e información, estuvieron a disposición de las OSCs en los años 80, años antes de su desarrollo comercial, antes del auge que ahora conoce el Internet. En la era de la globalización, las OSCs fueron apropiándose progresivamente de nuevos recursos de comunicación y de difusión de información, como el correo electrónico, los foros electrónicos y los espacios de publicación multimedia. El presente trabajo intenta dar una perspectiva histórica de la experiencia y presentar algunos puntos problemáticos específicos.

SOCIEDAD CIVIL Y REDES EN EL MUNDO

Son los primeros años de la década del 80. Un grupo de ambientalistas es autorizado por una empresa vinculada a la producción de armamentos a usar su sistema de computo para favorecer la intercomunicación entre personas del grupo vía computadora. Debemos suponer que esta corporación buscaba maquillar su imagen con este gesto. Pronto se corre la voz de que este grupo es “contaminado” por pacifistas. Como es de esperarse, al enterarse los encargados del uso que comienza a darle a este sistema, son clausurados todos los accesos.

Se hace evidente la necesidad de un sistema de comunicación que no dependa de intereses adversos a esta comunidad de ciudadanos. Ese evento da inicio a los esfuerzos por vincular a activistas de los derechos humanos, el medio ambiente y la paz usando comunicación electrónica. Estamos hablando de Peacenet, en la bahía de San Francisco y cronológicamente estamos en el año 1984. Peacenet es una red de comunicación electrónica creada por tres diferentes grupos entre quienes destaca Community Data Processing, esfuerzo que apoya a grupos comunitarios en la elaboración de listas de correspondencia postal usando computadoras.

Por los mismos años, con una donación de Apple, el Instituto Farallones funda Econet, sistema dedicado al intercambio de información entre la comunidad de ambientalistas. Tiempo después, Econet es cedida al equipo que maneja Peacenet, para evitar la duplicación de esfuerzos. Con el objeto de mantener la identidad de cada red, se funda el Institute for Global Communications, entidad que manejaría ambas redes y luego promovería otras redes sectoriales, una de ellas dedicada a intercomunicar a personas e instituciones involucradas en la resolución de conflictos. En 1986, en Londres tiene lugar el inicio de operaciones de una red similar, Greennet, que nucléa a militantes antinucleares. Ya desde 1987, Greennet sirve como pasarela de interconexión entre redes de ONGs de Asia y África. En ese mismo año, el ICG y Greennet toman contacto, conviniendo en usar el mismo conjunto de programas, con el objetivo de intercambiar información. Logran el intercambio de correo electrónico y conferencias, generando de esa manera la primera comunidad virtual transatlántica de activistas en derechos humanos el ambiente y la paz mundial. Toda la comunicación se hacia por vía telefónica, en horarios nocturnos, generando por ello costos importantes de operación.

Este primer enlace entre dos iniciativas de ambos lados del Atlántico comienza a dar sus frutos al multiplicarse mediante apoyos que permitieron, entre 1988 y 1989, el arranque de iniciativas en otros cinco países, incluyendo Australia, Canadá, Brasil, Nicaragua y Suecia. Estas redes convienen en 1990 en formar la APC, Association for Progressive Communications, con el objeto de coordinar la operación y desarrollo de esta red global que venía emergiendo. En 1991, durante la crisis del Golfo Pérsico, IGC duplica la cantidad de miembros. Pasa de 4,000 a 8,000 cuentas, al convertirse es un punto de comunicación entre activistas que se manifestaron en contra de la operación Escudo y luego Tormenta del Desierto.

SOCIEDAD CIVIL Y REDES EN MÉXICO:

En México surgen inquietudes entre organizaciones sociales, sobre todo las que mantienen contactos fuertes con contrapartes en el exterior, para agilizar y optimizar sus procesos de intercambio de información mediante comunicación electrónica. Al no haber una alternativa local a estos propósitos, la conexión con IGC es una posibilidad. Estamos hablando de los 80, cuando lo que hoy conocemos como Internet es muy incipiente, aun en el ámbito académico mexicano, donde apenas comienza a asomar. La manera de enlazarse a IGC, y disculpe el lector los tecnicismos, es mediante un sistema que desde principio de los 80 ofrece la SCT, llamado Telepac. Este sistema permitía en aquellas épocas que una persona situada en una de las 50 ciudades donde Telepac tenia presencia, conectarse con una computadora y un modem a algún otro sistema que a su vez estuviera conectada al sistema Telepac en México o sistemas similares en la mayoría de los países en vías de desarrollo. Esto a una fracción del costo de una llamada de larga distancia.

Desgraciadamente, Telepac fue administrada con criterios arcaicos propios de un servicio estatal de aquellas épocas, que hacia que lograr un contrato de servicios fuera casi tan complicado y utópico como conseguir una línea telefónica en los mismos tiempos. La dificultad que significaba el acceso vía Telepac produjo a su vez la generación de un esfuerzo conjunto entre quienes estaban interesados en el acceso. Esto se materializó como un acceso compartido a Telepac, y por ende a IGC, donde cada persona u organización interesada en el servicio tendría, allí sí, su clave individual. A este esfuerzo se le llamo “PaxMex” y fue efectivo a partir de 1990. El grupo PaxMex, desde su inicio, visualizó la posibilidad de fundar una iniciativa local con propósitos similares a las que ya existían en otros países, incluyendo a Nicaragua en pleno bloqueo. Este grupo fue integrado inicialmente por gente de la academia, OSCs y personas con conocimientos en redes.

La estrategia de desarrollo del proyecto se baso en generar consensos y difusión entre la comunidad usuaria potencial, aprovechando los recursos que estuvieran a la mano para buscar a mediano plazo los que hicieran falta para dar un servicio de mayor nivel. La primera reunión de difusión tuvo lugar el 16 de febrero de 1991, con la asistencia de SIPRO, Enlace, Centro de Estudios Ecuménicos, Equipo Pueblo, CIDHAL, Mujer a Mujer, FAT, Casa y Ciudad, Red Inter-Institucional y el Comité de Enlace de Convergencia. El ambiente institucional bajo el cual se fue desarrollando la idea fue generado por “Convergencia de Organismos Civiles por la Democracia”, red de organismos sociales recién fundada, y que contaba en ese momento con mas de 150 grupos afiliados.

Servicios Informativos Procesados (SIPRO) fue el grupo que de alguna manera hizo centro de la convocatoria, aportando lugar de reuniones. La relación con Convergencia permitió darle al proyecto tanto una cobertura institucional, moral como legal. Facilitó toda su red de relaciones para dar fluidez al proceso. Por mucho tiempo se discutió si el proyecto debía ser propio de Convergencia o debía tener su dinámica propia. Finalmente se vio la conveniencia de darle un rumbo independiente. La operación se inició con un pequeño servicio de boletín electrónico, usando una sola línea telefónica y una computadora prestada (que hoy en día no se consigue ni como chatarra…).

Si bien el servicio era de cualidades muy limitadas, ya que no permitía el intercambio de información con otros países, sirvió para comenzar entre los interesados una cultura de uso de esta clase de recursos. La primera línea telefónica fue facilitada por una OSC por las tardes y noches. Ésta era entonces un recurso mucha mas valioso que la computadora misma. A los pocos meses se consigue una línea telefónica propia, que fue financiada por las primeras 20 organizaciones participantes en el proyecto. Así pasan los meses y si bien este primer servicio no tiene gran impacto, sirve para que algunas organizaciones intercambien y difundan documentos, como los relacionados con el TLC y la comunicación interna del grupo promotor. El grupo promotor se da el tiempo de debatir sobre el carácter que debía tener la red.

– Cuál es su papel político?
– Qué procesos se busca fortalecer?
– Debe ser un instrumento neutro y apolítico?
– Sólo queremos participación de ONGs o incorporar universidades, partidos políticos, individuos?
– Hasta donde la autosuficiencia es una meta alcanzable?
– Cómo encontrar un equilibrio sano entre un sistema abierto, de carácter comercial, y una red exclusiva para el encuentro de unos cuantos?

Hacia 1992 , ya con el nombre de LaNeta, se plantea darle a la iniciativa un mayor nivel de servicio, que incluyera el intercambio de correo electrónico y conferencia con redes miembros de la ya fundada APC, con quien vamos tomando contacto de manera más formal. Esto se concreta en el ultimo trimestre de 1992. Fueron varios los factores que coadyuvaron a dar este paso:

– La toma de conocimiento de experiencias en curso en algunos países de África, donde se venían adoptando tecnologías que permitían la operación de una red de correo y conferencia electrónica con el empleo de recursos mínimos de manera altamente eficiente. Si eso funcionaba en África, tenia que funcionar en México.
– Cuando se contactó a la Dirección General de Computo Académico de la UNAM, fue sorprendente la disposición que mostró para ayudar con el enlace Internet, que permitiría un enlace con el sistema de IGC y de allí al resto de las redes miembros de APC y cualquier otro destino de corréo electrónico alcanzable vía Internet.
– Un pequeño pero útil apoyo que en su momento brindó la Fundación de Apoyo a la Comunidad, dependiente del Episcopado Mexicano.

Durante 1993, fueron muchas las organizaciones que poco a poco fueron haciéndose usuarias del servicio, siendo éste, probablemente, el primer servicio que brindo correo electrónico conectado al Internet de manera no sectaria en el país.
A mediados de ese año, la cuenta que mantenía con TELEPAC para uso del grupo Paxmex es cancelada sin mayor explicación, si bien no se pueden descartar motivos políticos. Con eso el nuevo servicio ofrecido por LaNeta toma aun mayor relevancia.
El tema que emergió como el mas presente en las conferencias de APC que llegaban a LaNeta fue el relacionado con el TLC, si bien el flujo de información fue aun puntual. Uno de los desafíos que hubo que enfrentar y que es permanente es el tema de capacitación a los miembros de instituciones para comenzar a hacer un uso estratégico de la herramienta. Comienzan a realizarse capacitaciones de manera no sistemática pero sí con un enfoque de trabajar con redes institucionales.

Seguramente, el más relevante de estos eventos se da en diciembre de 1993, para Red de Derechos Humanos “Todos los derechos para Todos”, cuyos efectos se verían en Enero del 94. Este es quizás el primero donde la capacitación va mas allá de los aspectos técnicos para abordar los usos estratégicos que posibilita el servicio, debido a que este grupo de organizaciones trae consigo una agenda de trabajo colectivo muy precisa. Participan organizaciones que vienen especialmente desde diferentes lugares de la republica.

EL AÑO 1994

El año 1994 merece una especial consideración debido a:

– La irrupción del Zapatismo en la escena mexicana e internacional
– El incremento paulatino del uso de las redes electrónicas

Con la llegada de año, y la irrupción del movimiento armado en Chiapas, el panorama ciberespacial dentro y fuera del país se transforma. La actividad en las listas de discusión que circulan entre mexicanos dentro y fuera del país en los primeros tres días es básicamente de desconcierto, preguntas sin respuesta y hasta uno que otro mensaje desinformativo. Muestra de un mensaje anónimo, aparecido probablemente el 2-1-94 (resumido):

El siguiente mensaje fue publicado anónimamente a la lista de Mexico-L y parece haber sido escrito por un militar.

El actual Comandante de la Zona Militar en Chiapas es el General de División, Diplomado de Estado Mayor, Miguel Angel Godénez Bravo. Si les suena ese nombre es porque él fue jefe del Estado Mayor Presidencial durante el sexenio de Lépez Portillo. Godénez es patriota de hueso colorado, nativo de Puebla, Puebla. Godénez cuenta con la absoluta lealtad de todos sus subordinados actuales y de siempre, y es conocido como el mejor estratega militar del paés. La conclusién logica es que lo que sucede en Chiapas tiene que ser organizado por Godénez. Sin él, simplemente no hay insurreccién armada en su zona; mucho menos toma de radiodifusoras. Las pocas imágenes de los “insurgentes” que han salido en las noticias son de soldados del ejército mexicano (“oaxacos”, como se les llama con cariño en las fuerzas armadas de México), también conocidos como “Halcones” cuando posan como civiles en rebelién. Definitivamente no se trata de campesinos insurgentes. Son soldados perfectamente entrenados.

A partir del 5 de enero se hace evidente la actividad de denuncia de OSCs con relación al manejo informativo poco claro que se hace desde el gobierno. Las conferencias de APC relacionadas con México se llenan de notas de denuncia, crónicas de primera mano y reportes que poco a poco se vuelven sistemáticos y periódicos. Destacan los comunicados que emiten organizaciones de derechos humanos a partir del día 8. Algo digno de mencionarse es el uso que se dan dentro de la comunidad de organizaciones de derechos humanos de México, al transcribir diariamente los titulares del periódico La Jornada, que de otro modo quienes están en ciertos lugares de la república no recibirían hasta bien avanzado el día. De esa manera burlan el manejo tendencioso que los medios locales pueden darle al conflicto chiapaneco. Es de recordar que en esas épocas lo que hoy se conoce como WWW era prácticamente inexistente y que los periódicos no ponían síntesis informativas en línea.
La circulación de estas informaciones partía de una conferencia electrónica de la APC, presente en LaNeta y otros nodos de la asociación, desde donde se retransmitían a grupos de noticias de la red usenet, de circulación abierta y mundial, y listas de correspondencia. A partir de estos primeros días del 94, con la nueva situación, el equipo cómputo de LaNeta comenzó a resultar muy estrecho, sobre todo por el hecho de que contaba con una sola línea telefónica. La demanda de servicio creció en un 700% en pocos días, lo que muestra el papel que se le asigno a este recurso. Esto se refleja en la demanda de acceso y en el flujo de información. Comunicarse entre las 8 de la mañana y las 11 de la noche era un logro. Las puestas de información en conferencias electrónicas relacionadas con México crecieron también de manera notable. Sin embargo hay que diferenciar el papel que tuvo el ciberespacio en los primeros meses del 94, especialmente. Cito a Harry Cleaver:

¨Al interior de México, los circuitos de comunicación mediante los cuales circularon los comunicados Zapatistas, entrevistas y reportajes, fueron principalmente los tradicionales: un aluvión de libros y colecciones, algunos periódicos liberales, especialmente La Jornada y Proceso, comunicados de partidos políticos y organizaciones y una amplia variedad de redes informales en barrios urbanos y comunidades rurales. Dentro de México las relativamente nuevas redes de comunicaciones electrónica jugaron un rol secundario, probablemente el más importante entre los grupos mexicanos que se movilizaron en oposición al TLCAN en el principio de los 90 y tenían enlaces relaciones consistentes mediante Internet con sus contrapartes en Estados Unidos y Canadá. Es importante recordar que los zapatistas no tenían conexión directa con el Internet, ni otros medios de comunicación masiva y dependieron exclusivamente de la mediación de individuos y organizaciones simpatizantes para hacer públicos sus mensajes.

Sin embargo, fuera de México, la historia fue muy diferente. La comunicación electrónica jugó un papel decisivo en la rápida circulación de información y subsiguiente discusión y movilización acerca de la rebelión zapatista. Mas allá de cómo haya sido la cobertura de los medios, el Internet susurró un flujo de información estable y espectacular generador por una variedad de observadores in situ y analistas. La habilidad de los zapatistas para producir una estructura de comunicados, cartas, metáforas y boletines de noticias proveyeron un contrapeso masivo a la desinformación gubernamental y olvido de los medios. En momentos de intensificación del conflicto esa información fue capturada y transformada en panfletos, folletos, artículos de prensa, conferencias y cartas de lectores, los cuales dieron a quienes están lejos de México una intensa sensación de la situación y alimentaron movilizaciones locales de protesta contra la represión del gobierno mexicano. En el contexto de la amplia oposición organizada al TLCAN y la igualmente amplia red electrónica enfocada a las violaciones de los derechos humanos, luchas de los pueblos indígenas, derechos de las mujeres, este flujo e información generó un espacio de discusión sobre acción política sin precedente.¨
De http://www.eco.utexas.edu/faculty/Cleaver/lessons.html

LA MASIFICACIÓN DEL INTERNET

1995 es un año marcado por dos nuevos fenómenos:

– La aparición masiva de servicios de Internet comerciales.
– La generalización del WWW, o sea páginas con hipertexto.

Esto trae aparejado a las organizaciones prestadoras de servicios de Internet para las OSCs a un nuevo desafío de sustentabilidad. Los hechos claves son:

– La posibilidad que tienen en ese momento las OSCs de publicar su información, boletines, etc, en páginas WWW en contraposición con el uso de las conferencias electrónicas
– La posibilidad de los actores sociales de acceder a dicha información sin tener que estar suscritos a un servicio de Internet en particular.

Ambos hechos implican una pulverización del ámbito de la “Sociedad Civil en línea”. Así mismo una mayor visibilidad de las organizaciones sociales en línea. La prensa “descubre” al Internet y hace buen o mal eco de sus contenidos, no siempre con una correcta valoración de la legitimidad de la información encontrada. Este panorama trae cada vez mas a primer plano la necesidad por parte de las OSC de disparar un nuevo proceso de apropiación tecnológica, tanto para el manejo de Internet, como de los programas necesarios para la preparación de productos informativos a poner en línea.

EL INTERNET Y LAS OSCS: LOS DESAFÍOS

Me pregunto aquí por qué las OSCs buscan el uso de las nuevas tecnologías. Buscando puntos a favor, listo lo siguiente:

– Ahorra tiempo y recursos
– Es relativamente barata
– Es posible reusar textos recibidos vía correo electrónico sin la necesidad de volver maquinarlos.
– No hace falta una línea dedicada
– No hace falta una computadora dedicada.
– Es posible llevar un registro histórico de discusiones
– Es relativamente fácil enviar un comunicado a varios destinos al mismo tiempo

Si tuviéramos que valorar los puntos anteriores, sería fácil decir: “bueno, una empresa privada puede recibir los mismos argumentos con el mismo entusiasmo”. Luego, cual es la especificidad del impacto del servicio en una OSC? Creo que el ultimo punto es de los mas relevantes, considerando la necesidad de las OSC de estar en contacto ágil con sus pares, cuando se trata de llamar a una movilización urgente, tanto en el ámbito nacional como internacional. Veamos ahora algunas barreras a sortear en el manejo del recurso.

– La tecnología computacional puede ser culturalmente extraña, generando rechazo.
– Puede ser excluyente para quienes no tengan entrenamiento en el uso de los equipos y procedimientos.
– Inicialmente, toma mas tiempo entrenarse en el uso que otros métodos como son las maquinas de escribir o el fax.
– El equipo requerido no siempre es fácil de operar
– Los recursos de entrenamiento en las lenguas locales no siempre está disponible.
– Los programas usados suelen estar escritos en ingles.
– Los puntos de presencia están concentrados, en el mejor de los casos, en ciudades grandes, excluyendo o condenando al uso de larga distancia a grupos y organizaciones que residen en poblaciones pequeñas Es aquí donde surge la necesidad de organizaciones que focalicen sus esfuerzos hacia las necesidades específicas de las OSCs, vistas desde el punto de vista de las barreras que se manifiestan más en este escenario especifico.

En términos institucionales:

– Pocas Instituciones destinan presupuesto y personal especifico para producir y absorber contenidos.
– Carencia de un marco de información efectiva que pone al usuario en una nebulosa informativa; no es fácil de identificar fuentes de información.
– Desconocimiento de las posibilidades para divulgar información.

La correcta implementación de estrategias dentro de las organizaciones para compartir y recibir información es otro desafío a rebasar. Con la masificación del Internet la WWW se va saturando de información.

– Dónde colocar?
– Dónde buscar?
– Cómo lograr que el sitio WWW de la institución sea visible?

LOS USOS ACTUALES

Un recuento de los usos actuales del Internet por las OSCs arroja un abanico de posibilidades. En México hay organizaciones que promueven y desarrollan proyectos productivos usando Internet para comercializar sus productos. Es el caso de productores de café orgánico y exportadores de artesanía, por mencionar algunos. En otros casos es usado para solicitar voluntarios, presentar resultados de proyectos, realizar acciones urgentes. Por ejemplo, el adecuado manejo de una lista de correspondencia vía correo electrónico ayudó a mantener pendiente e informado a un vasto conjunto de grupos involucrados en el caso de Claudia Rodríguez, una mujer acusada de asesinato por haberse defendido de ser violada, quien es finalmente puesta en libertad gracias a la presión social. Cuando la situación lo amerita ocurren movilizaciones simultáneas en diversas ciudades del mundo, facilitadas por el intercambio de información a través de la Red. El Internet cumple un eficiente papel informativo en estas circunstancias.

Aún cuando las posibilidades técnicas están al alcance de muchos grupos existen varios desafíos. Uno de ellos es la diferencia en el nivel de acceso a la tecnología de la comunidad usuaria. Accesibilidad telefónica y acceso a infraestructura marcan posibilidades básicas.

ALGUNOS TESTIMONIOS PUNTUALES

La Red de comunicación Indígena

“De entre las organizaciones sociales, las indígenas han sido de las últimas en empezar a utilizar el Internet, no por falta de interés o de conocimiento de la existencia de estas nuevas herramientas de comunicación, sino por la dificultad de acceder a la red desde pueblos que no cuentan con servidores locales, la deficiencia del servicio telefónico, los altos costos de los equipos de cómputo y la dificultad de acceder a una capacitación en el uso de este sistema. Sin embargo, poco a poco se han ido incorporando, habiendo en la actualidad alrededor de 50 organizaciones indígenas en Internet.

De estas organizaciones, 18 forman parte de la red de información para organizaciones indígenas, proyecto que lleva dos años funcionando y que consta de dos partes: una que consiste en apoyar a las organizaciones con capacitación, asesoría técnica, de manejo de información y elaboración de páginas y apoyo para conseguir equipo de cómputo y la otra que consiste en mantener y actualizar una página web en donde se publica información de las organizaciones e información de utilidad para las mismas. Esta página se ha convertido poco a poco en un espacio en el que diariamente se publica información de las organizaciones indígenas de diferentes regiones, además de que contiene información fija sobre cada organización, así como ligas a sus propias páginas.

A partir de esta experiencia se ha podido hacer una evaluación de lo que ha sido el uso de Internet para estas organizaciones.

En lo relativo a la capacitación el reto ha sido inventar formas diferentes de explicar el uso del Internet, ya que todos los manuales e instructivos existentes manejan un lenguaje y ejemplos totalmente urbanos, generalmente además con palabras mal traducidas del inglés o que no significan nada en español, difíciles de comprender especialmente para quien tiene el español como segunda lengua. Por ejemplo eso de “forwardear”, “loguear”o mandar un “attach”.

En cuanto al uso, el correo electrónico es mucho más utilizado que la navegación especialmente por los costos, ya que la mayoría requieren hacer llamadas de larga distancia para conectarse. Mediante el correo algunas organizaciones productoras y comercializadoras han agilizado la venta de sus productos, sobre todo aquéllas que exportan, por ejemplo, los cafeticultores o los artesanos. Y a través de la WWW han podido consultar los precios diarios de sus productos en el mercado, accediendo así a información que les permite negociar precios justos. Sin embargo, todavía no utilizan mucho este espacio para promocionar sus productos, aunque es algo que se está empezando a hacer.

“En general, todas las organizaciones utilizan el correo electrónico para comunicarse con otras organizaciones indígenas, con ONGs, instituciones y personas con las que antes se comunicaban por otras vías, así como con nuevos contactos que han hecho a través de este medio. Asimismo, muchas han accedido por Internet a fuentes de financiamiento y algunas mandan cotidianamente boletines a la prensa nacional e internacional, los cuales también se reproducen en la página. El proceso en algunos casos ha sido lento, ya que a veces sigue siendo más fácil mandar un fax que poner una dirección electrónica y esperar que entre la conexión al servidor, especialmente si la llamada se corta por deficiencia en la línea. Pero en otros casos, a los pocos días de tener Internet ya había un movimiento de 20 o 30 mensajes diarios. En este sentido la cantidad de información que circula depende también de las actividades de cada organización. Hay quienes actualmente se comunican con más de cien direcciones nacionales e internacionales y quienes solamente lo hacen con diez o quince.¨

EL INTERNET COMO ESCENARIO DE CONFLICTOS

El articulo publicado en 1993 por Arquilla y Ronfeldt anticipan una nueva naturaleza de conflicto basado en los términos Guerra Cibernética y Guerra en Red. El primer término refiere al conflicto relacionado con el conocimiento en el ámbito militar y tecnológico. Busca inclinar el balance de información y conocimiento a favor de uno de los actores en conflicto.

El segundo, a los conflictos de baja intensidad donde los actores no son necesariamente parte del estado y desaparecen las jerarquías tradicionales para surgir formas de organización en red, horizontales: donde el conflicto esta relacionado con el manejo de información, donde se busca que el blanco de ataque disponga de una visión distorsionada de sí mismo. Donde los objetivos son los procesos de información y comunicación.

Tal como lo especularon Arquilla y Ronfeldt, nuestro escenario inmediato no ha sido ajeno a los ciberconflictos y redconflictos. Arquilla y Ronfeldt, en una publicación posterior, caracterizan al conflicto chiapaneco como un conflicto en red, donde su manifestación mas clara reside en los altos al fuego de 1994 y 1995 influenciados por la presión internacional generada a partir de la rápida circulación de información sobre el mismo, que podrían causar irritación entre los inversionistas y de la imagen del país en los medios.

Desde ese punto de vista no sorprende la frase de entonces canciller Gurría, calificando el conflicto de Chiapas como una “Guerra de tinta e Internet” el día 26/04/95. Para examinar un caso reciente, veamos las situaciones vividas en 1999 a propósito de la consulta promovida por el EZLN en marzo de ese año.
En esa oportunidad, podemos afirmar que LaNeta y una organización usuaria sufrió dos tipos de agresiones:

– Agresión por Sabotaje
– Agresión por operaciones de desinformación.

Las agresiones por sabotaje pueden ser muy variadas , son moneda corriente y tienen una naturaleza tecnológica ya muy conocida, que no viene al caso detallar aquí. Pero el hecho de que haya sido contra ciertas cuentas de usuario en particular, y/o en fechas claves para el evento ya mencionado, atribuye a estas agresiones un carácter político.

Las agresiones por desinformación tienen base, esencialmente, en la capacidad que puedan tener los actores en línea para poder discernir entre información fidedigna de la destinada a desacreditar a un actor en situación de conflicto.
Cuando el Internet fue concebido, no fueron hechas provisiones efectivas para validación de información, en lo que se refiere a varios aspectos, como ser la preservación de identidad (i.e. que esta no pueda ser falseada), o de privacidad (i.e. que el correo electrónico no pueda ser espiado). Este tipo de omisiones son las que ahora pueden convertir el uso del Internet es un arma de doble filo. Menciono a continuación una operación de desinformación y sabotaje que se dio a propósito de la consulta zapatista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: