PERU: CABINAS Modelo de Acceso Universal (1997)

CABINAS PUBLICAS RCP

yuriminiatura.jpg x Yuri Herrera Burstein – Gerente Proyecto Infocentros

La noción de Cabinas Públicas es la consecuencia de 6 años de experiencia de la Red Científica Peruana construyendo un modelo alternativo de red nacional en un país en vías de desarrollo, que, sin descuidar al público objetivo del modelo comercial, puede rápidamente y con poca inversión, lograr que un alto porcentaje de la población pueda interactuar con el mundo utilizando estas nuevas tecnologías (acceso universal). Este proyecto no está fundamentado exclusivamente en motivaciones “sociales o de desarrollo” sino también en la lógica de los mercados de escala que posibilitan que sea autosostenido. Además e adapta a la realidad económica y de infraestructura disponible en un país en vías de desarrollo como los nuestros.

En general, cuando hablamos de Internet, influenciados por la prensa especializada, creemos que hay un modelo único basado en los accesos telefónicos, en la información concentrada – en general en inglés- y para gente que tiene computadoras en su casa. Todas las estrategias de desarrollo comercial del Internet abonan este pre-concepto y están orientadas a un público que reúna estas condiciones asimilando el desarrollo de esta industria en la región, a como lo está haciendo Estados Unidos, con un mercado maduro, que después de 20 años de desarrollo, representa el 73 % del total de usuarios de Internet en el mundo.

Este modelo está basado en que 97 de cada 100 hogares tienen teléfono y 43 de cada 100 tienen una computadora instalada en su casa. En general, en la región no se toma en cuenta que la infraestructura que soporta este modelo de negocios cubre territorialmente con fibra óptica todo Estados Unidos y está prácticamente 100% digitalizada. Tampoco toma en cuenta que este desarrollo ha sido y es altamente subvencionado por el gobierno promocionando su difusión y uso para toda la población (acceso universal) y que la desregulación de las telecomunicaciones promueve y protege realmente la libre competencia. Las diferencias saltan a la vista de inmediato cuando pensamos en el desarrollo de estas nuevas tecnologías en América Latina.

El modelo concentrado, basado en acceso telefónico, en computadoras domiciliarias y en el consumo pasivo de información, a pesar de lo que se piensa corrientemente, no es el único posible.

Cuando iniciamos la implementación de la Red Científica Peruana, a fines de 1991, encontramos diferencias muy grandes y evidentes que impedían un desarrollo similar al registrado en otros países en:

  • Infraestructura Básica
  • Cantidad de teléfonos por habitante
  • Cantidad de computadoras por habitante
  • Regulación favorable a los monopolios
  • Altas Tarifas
  • No-existencia de Subvenciones para Internet

Las Cabinas Públicas son parte de la solución que implementamos pero no deben ser vistos, como tampoco debe ser visto Internet, como un fin en sí mismo. Es más, es necesario detectar cuáles son los problemas reales que enfrentan nuestras poblaciones y encontrar soluciones tecnológicas que aporten a su solución.

2) Cabinas Públicas – Resumen

Creemos que las Cabinas Públicas no sólo cumplen la función de permitir el “acceso” al Internet sino que, por el contrario, deben estar orientados a la producción de información, a lograr intercambio de negocios y conocimiento en el ámbito nacional y a la generación de un canal de distribución de la misma. No será posible pensar en “mercados virtuales” si no creamos una red interna, nacional, de productos orientados a resolver los problemas principales de la población del país, ayudar a resolver los problemas de integración, de consolidación cultural, de idioma, de preparación para la competitividad. En definitiva, de ayudar al desarrollo económico y social de nuestros países generando un mercado nacional.

El concepto de Cabina Pública describe centros donde la población tiene la posibilidad de participar pro-activamente en el uso de las nuevas tecnologías de información posibilitando el acceso a ésta, brindando servicios de comunicación, biblioteca y capacitación; orientado específicamente a posibilitar la promoción de la puesta en línea de información local.

Una Cabina Pública cuenta con una red local de computadoras personales conectadas a un servidor de red de área local que tiene conexión dedicada a Internet y un centro de educación para 25 personas. Consta de 20 estaciones de trabajo como mínimo, scanner, impresora, proyector, sala de conferencias, teléfonos públicos, cafetería, etc.

3) Modelo RCP de Acceso Universal (Cabinas Públicas)

El modelo integra los siguientes elementos centrales:

  • Una organización participativa que permite involucrar a todos los agentes de la sociedad, que sustenta, lidera y orienta el proceso del desarrollo del proyecto.
  • Una red de cabinas públicas (Infocentros, Telecentros o Monocabinas), como esquema de acceso universal y, por ende, de reducción de costos del acceso a la información y las nuevas tecnologías.
  • Un sistema global de aplicaciones y contenidos relevantes para la población, que dan valor a la red y permiten ofrecer servicios globales..
  • Un programa intensivo y masivo de entrenamiento que genera una cultura de uso, alimentación y aprovechamiento del valor de la red.

Otra importante característica del Modelo RCP, que está directamente relacionada con la generación de aplicaciones y contenidos, es su percepción del Mercado de las Redes de Cabinas Publicas.

Asimismo la RCP ha desarrollado un modelo de Franquicia que, como componente del Modelo de Cabinas Públicas, permite garantizar la rentabilidad del Proyecto y la de sus participantes (Franquiciados). El modelo de Franquicia permite también el desarrollo de servicios globales y el mantenimiento de estándares de calidad (ver Modelo de Franquicia RCP)

a) Organización Participativa

El modelo RCP busca la generación de redes nacionales de gran impacto en el desarrollo del país. Estas redes sólo tendrán éxito si se generan a partir de las necesidades y requerimientos específicos de la población. En este sentido se debe permitir y garantizar que el desarrollo de estas redes cuente con el aporte de toda la sociedad, la cual deberá verse representada en dicha organización.

b) Cabinas Públicas

Las cabinas públicas son espacios en los cuales la población tiene la posibilidad de acceder a las nuevas tecnologías de información y recibir servicios de comunicación, educación, capacitación, esparcimiento cultural, apoyo a los negocios, etc. La configuración definitiva de los servicios que ofrece una cabina pública a sus usuarios está en función de las necesidades locales.

El modelo concibe distintos tipos de cabinas a partir de su capacidad tecnológica, administración, ámbito de acción y carácter de la organización que los soporta.

Tipo madre, operado por la organización: Las cabinas tipo madre le pertenecen a la organización y por lo tanto ésta percibe todos los ingresos y cubre todos sus costos. Se ubican principalmente en capitales de departamento y son generadores de mercado y conocimiento para el proyecto y sus herramientas.

Tipo Franquiciado: Estas cabinas son instaladas en empresas o entidades sin fines de lucro bajo un modelo de franquicias. En el caso de las cabinas franquiciadas, la organización administradora del proyecto entrega al franquiciado todo el equipo, software y mobiliario necesario para la puesta en marcha de su cabina.. Por su parte el franquiciado debe cubrir los costos del local, conexión a la red, gastos generales y personal. Los ingresos producidos por estas cabinas le pertenecen al franquiciado. Este a su vez deberá pagar a la organización administradora del proyecto un derecho mensual por formar parte de la red. (Ver Modelo de Franquicia)

Monocabinas: concebidas como solución ad hoc para zonas de baja densidad poblacional y para ser instaladas en lugares de tránsito fluido a modo de sistema de comunicación y consulta. (Ver Monocabinas)

c) Sistema de Aplicaciones y Contenidos Relevantes

Mucho se habla últimamente acerca del impacto que pueden tener los Telecentros (Infocentros, Cabinas Públicas, etc.) en la población de los países en desarrollo. Se analizan además las características de los diferentes tipos de Telecentros, pero se olvida que los Telecentros, como cualquier implementación de nuevas tecnologías, deben ser entendidos como un medio o un vehículo, y no como un fin en sí mismos.

En este sentido, el impacto que tiene un Telecentro o una red de Telecentros, no proviene de sí mismo o de sus características, si no de los usos que se le den. Dicho impacto depende entonces del éxito de las aplicaciones que se desarrollen y se “monten” sobre estas redes.

Los profesionales expertos en tecnologías de la información y comunicaciones, así como los expertos en redes y conectividad, que son las personas idóneas para diseñar y montar redes de Telecentros, no son los llamados a identificar las aplicaciones que deben dar valor a esa red, ya que no son necesariamente expertos en la problemática de los diferentes sectores del país a los que se quiere favorecer con el desarrollo de la red de Telecentros. En este sentido, estos profesionales técnicos, deben asumir un papel de facilitadores en el desarrollo de las aplicaciones que la población requiera en cada caso.

Por lo tanto debemos tener en cuenta que las aplicaciones que se monten en la red de Telecentros deberán ser el resultado del diagnóstico, por parte de las instituciones y personas especializadas de los diferentes sectores del país, de los problemas que se presentan en dichos sectores. Este diagnóstico debe dar como resultado la propuesta de Proyectos de toda índole que den solución a los problemas identificados (como sabemos, la mayoría de nuestras instituciones ya tienen cientos de Proyectos de este tipo que por dificultades económicas, tecnológicas o de otro tipo no han podido implementar).

La construcción física de la red de Cabinas Públicas asegura acceso al universo informativo de la Internet, pero esto no debe entenderse como un fin en sí mismo. De no existir producción de contenidos de información relevantes para la población, el impacto económico y social de la red será muy limitado.

Como metodología para la identificación de la información requerida por los diferentes sectores, y para el desarrollo y puesta en línea del sistema de aplicaciones y contenidos, se propone la creación de grupos de trabajo Temáticos (Círculos de Aprendizaje). En El Salvador, para el Proyecto Infocentros, se han creado once grupos, entre los que figuran los de Educación, Desarrollo Rural, Desarrollo Local, Pequeñas y Medianas Empresas, Migrantes y Organizaciones Emprendedoras (Ver Proyecto Infocentros para El Salvador).

d) Entrenamiento

Las Cabinas deben estar también orientadas a la diseminación de cultura e información, al estímulo del intercambio comercial y de negocios, al conocimiento en el ámbito nacional e internacional y a la generación de un canal de distribución de la información.

No será posible pensar en “mercados virtuales” si no se consolida una red interna de orden nacional, de que incluya productos específicos orientados a resolver los problemas críticos de la población del país tales como:

  • Problemas de integración a nivel nacional.
  • Limitaciones para la afirmación cultural.
  • Barreras lingüísticas.
  • Limitaciones en la preparación individual y colectiva para la competitividad.
  • Dificultades en el acceso a los servicios públicos y del gobierno.

En este sentido es indispensable desarrollar un proceso permanente de entrenamiento, capacitación y generación de un conocimientos que permita la real transferencia a la población de las nuevas tecnologías de información y comunicación que ofrece la red.

4) Mercado de las Redes de Cabinas Públicas:

Cuando se desarrollan Cabinas Públicas de manera aislada, o pequeños proyectos piloto, una de las mayores limitaciones con las que se encuentran los administradores de los centros es el tipo de servicios que están en capacidad de ofrecer. La mayoría se limita a los servicios tradicionales: Internet como navegación, chat, email, video conferencia y, eventualmente, cursos de capacitación para el uso de estos mismo servicios, convirtiéndose en la práctica en proveedores estándar de Servicios Internet (pero de manera comunitaria).

Lo anterior tiene su origen, entre otras cosas, en una limitada percepción del mercado potencial de las Cabinas Públicas.

El mercado de las Cabinas Públicas es percibido generalmente como el de aquellas personas que tienen necesidad de utilizar Internet pero que no pueden hacerlo porque no cuentan con el equipo necesario en la casa, oficina o centro de estudios.

Este mercado está conformado por personas que conocen Internet , que han usado o se sienten cómodos con la utilización de una computadora, que entienden inglés (deseable), y que no cuentan con acceso en sus instituciones. Por lo tanto es un mercado muy limitado.

Si partimos de la visión de que las Cabinas Públicas, son simples proveedores de servicios Internet, tendremos un pobre impacto económico y social en nuestros países y muy poca rentabilidad para nuestros Inversionistas y Franquiciados.

La visión de la RCP respecto a las Cabinas Públicas dista mucho de la anteriormente expuesta.

La RCP considera que el objetivo de las Cabinas Públicas NO es solamente ofrecer servicios Internet, sino, y más importante, ofrecer servicios que den solución a los problemas de la vida diaria de la población, basados en herramientas Internet. Por ejemplo, la población deberá encontrar en las Cabinas Públicas, un lugar donde poder pagar sus impuestos, obtener sus partidas de nacimiento, ofrecer sus productos, votar en las elecciones, recibir y enviar remesas, tener una consulta médica, recibir un curso, pagar sus servicios generales, comunicarse con sus familiares etc.

En este sentido, si nos planteamos que el mercado de nuestra red de Cabinas Públicas es el universo (y para ésto sólo debemos identificar y desarrollar productos que sean útiles para cada grupo objetivo concreto) entonces tendremos un tremendo impacto en el desarrollo de nuestros países y una gran rentabilidad para nuestros Inversionistas y Franquiciados.

5) Modelo de Franquicia RCP:

Características y ventajas del Modelo de Franquicia:

  • Aprovechamiento de Economías de Escala
  • Reducción de la Inversión por parte del Franquiciado
  • Amplitud de servicios y de mercados
  • Protección de los Franquiciados.

a) Aprovechamiento de Economías de Escala:

El Modelo de Franquicias RCP, para los Proyectos Nacionales de desarrollo de Redes de Infocentros y Monocabinas, contempla que todo el equipamiento a ser utilizado en la red y los centros de servicios (incluidos los madre y franquiciados), así como el software correspondiente y el mobiliario respectivo, son adquiridos por la organización administradora de la cadena de Franquicia.

Esto genera volúmenes de comprar elevados que permiten acceder a descuentos muy significativos debido a las economías de escala, además de tener la posibilidad de contar con servicios desarrollados a la medida de sus requerimientos.

b) Reducción de la Inversión del Franquiciado:

Como hemos visto ya, el Modelo de Franquicias RCP contempla que todo el equipamiento a ser utilizado en la red y los centros de servicios (incluidos los madre y franquiciados), así como el software correspondiente y el mobiliario respectivo, son adquiridos por la organización administradora de la cadena de Franquicias.

Este equipamiento, software y mobiliario es entregado sin costo al Franquiciado, a fin de que éste lo usufructue en la prestación de sus servicios (Ver condiciones). Por lo tanto, el Franquiciado reduce su inversión incial en infraestructura (de aproximadamente 60 o 70 mil dólares para un Infocentro estándar – si lo instalara por su cuenta) a solamente el costo de acondicionar su local (entre 5 y 15 mil dólares).

El poder contar con todos los equipos, software y mobiliario provistos por la administración de la Cadena de Franquicias, evita además a los Franquiciados el tener que tomar decisiones técnicas sobre el equipamiento óptimo para sus actividades y le permite concentrarse en la definición de los aspectos relacionados con su actividad.

c) Amplitud de Mercados y de Servicios:

El Modelo RCP considera que el mercado de las redes de Cabinas Públicas es el universo, en la medida que logre desarrollar servicios que den solución a los problemas diarios de las personas (ver Mercado de los Telecentros)

En este sentido, el Modelo de Cadena de Franquicia para la administración de las Redes Nacionales de Cabinas Públicas, genera las condiciones necesarias para el desarrollo de servicios nacionales que no pueden desarrollarse a pequeña escala o sin una estrecha coordinación entre los centros de servicios que los proveen.

Entre estos servicios tenemos por ejemplo los ofrecidos por las: Redes de Servicios Municipales, Red de Educación, Red de Salud, Red de Prevención de Desastres, Red de Pago de Tributaciones etc. (ver Desarrollo de Contenidos y Aplicaciones)

d) Protección de los Franquiciados:

El éxito de los proyectos de desarrollo de Redes Nacionales de Cabinas Públicas, depende del éxito de cada centro de servicios, sean estos del tipo Madre o Franquiciado, ya que ésta es la única forma de mantener una cobertura adecuada que permita llegar a la mayor parte de la población y generar servicios nacionales (ver tipos de Cabinas Públicas).

En este sentido la organización administradora de la Cadena de Franquicia apoya a sus franquiciados con el fin de proveerles las mejores condiciones de servicio que les permitan tener el éxito necesario.

Este apoyo se traduce en el manejo de campañas de marketing centralizadas y conjuntas, creación de una sólida imagen de marca, soporte técnico permanente, soporte en estrategias comerciales, generación de nuevos servicios, definición de tarifas mínimas para servicios estándares, etc.

Red Científica Peruana – Internet Perú
Yuri Herrera Burstein – Gerente Proyecto Infocentros
Email: odi@rcp.net.pe

Una respuesta

  1. una lástima que finalmente Telefonica del Perú fuera la que termine dirigiendo los destinos de las Telecomunicaciones en el Perú, destruyendo muchas esperanzas, proyectos, aspiraciones, por dinero y nada más.

    La RCP era un verdadero modelo de Desarrollo Sostenible con motivos sociales, por las diferentes propuestas para llevar el Internet y el Acceso a Tecnologías a todo el Perú.

    Una pena cuando la RCP empezó a “desaparecer”… justo hace unos días estuve en lima, y pasé por el Centro Cultural de Miraflores (Larco 770 creo q es verdad?) y luego por Agusto Tamayo en San Isidro… y me dio nostalgia ver los lugares donde años atrás existía la RCP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: