Guatemala:Una pequeña historia de Internet

10_02_luis_furlan.jpg  por Luis Furlán  furlan_01.gif

En 1991, existían en Guatemala dos compañías: Citel y ProData, que ofrecían servicios de las redes Geonet y Delphi, respectivamente. También, la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (GuaTel) estaba desarrollando una red X.25 denominada MayaPaq. Sin embargo, estas eran más que nada redes de transporte independientes que no estaban conectadas a la InterNet. Seguir leyendo

Foro Centroamericano de Comunicaciones Electrónicas

Foro Centroamericano de Comunicaciones Electrónicas

EL CCCE Y EL CC


Comité Centroamericano de Comunicaciones Electrónicas (CCCE):

El Comité Centroamericano de Comunicaciones Electrónicas es establecido en 1994 como una iniciativa propuesta durante el I Taller realizado en Nicaragua.

Este Comité funciona como una instancia de coordinación, apoyo y seguimiento a los esfuerzos conjuntos de los participantes del foro de los paises Centroamericanos y otras entidades que colaborar con estas iniciativas de caracter regional en materia de comunicaciones electrónicas. Seguir leyendo

Guatemala:Una pequeña historia de Internet

10_02_luis_furlan.jpg  por Luis Furlán  furlan_01miniatura.gif

En 1991, existían en Guatemala dos compañías: Citel y ProData, que ofrecían servicios de las redes Geonet y Delphi, respectivamente. También, la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (GuaTel) estaba desarrollando una red X.25 denominada MayaPaq. Sin embargo, estas eran más que nada redes de transporte independientes que no estaban conectadas a la InterNet. Seguir leyendo

Daniel Pimienta

    Muchos amigos y colegas en privado y en público me han manifestado su apoyo e interés por este sitio personal en Internet. Lo agradezco profundamente.

El indigno flame de Daniel Pimienta, indigno inclusive de él, y la reacción de nuestra pequeña comunidad me obligan a asumir mi responsabilidad como pionero, como periodista pero fundamentalmente como persona.

    Muy deprimido por mi propia cobardía autocensurandome y los ataques gratuitos, pensé en cerrar la página para ser amable y volver a cargar sobre mí y mi silencio la hipocresía de lo políticamente correcto. Pero no lo haré. De esta forma rechazo la CENSURA que propone Daniel Pimienta.

Seguir leyendo